Aromaterapia en invierno

Aromaterapia Invernal

invierno 01

Los aceites esenciales son sorprendentes aliados que ayudan en cualquier época del año y momento, particularmente cuando esta resulta delicada para la salud, como el invierno.
La piel, como órgano fundamental para la estabilidad del organismo, trabaja a modo de “estación de intercambio” de información entre el medio interno y externo, conteniendo en sí misma todos los mecanismos necesarios para su correcto desarrollo.
Cuando aplicamos aromaterapia en invierno, usamos los llamados aceites esenciales de invierno porque ejercen un efecto de calentamiento del cuerpo desde el interior, ayudándonos así a luchar contra las agresiones climáticas de frío y humedad.

Durante el invierno, los aceites esenciales contribuyen, a grandes rasgos, en tres niveles:
a) Cutáneo, ofrece protección frente a la deshidratación y el frío, y potencia los procesos de regeneración celular.
b) Inmunológico, optimiza el nivel de defensas en general.
c) Psicológico, mejora el estado de ánimo, ya que se trata del período con menor número de horas de sol al día, induciendo a la introspección pero también a la tristeza y la depresión.

A nivel cutáneo

Es básico el uso de buenos aceites vegetales porque son excelentes para proteger la piel y evitar la deshidratación y las arrugas. Además, son mucho más afines a la piel que las emulsiones, ya que su contenido es activo 100% mientras las emulsiones contienen entre un 50% a un 80% de agua.
Lo interesante en este tipo de tratamiento es encontrar la textura que más agrade a la persona, ya sea jojoba, almendra, rosa mosqueta y, porqué no, oliva, y que le haga notar sus beneficios, los cuales podrán ser muy diferentes según el tipo de piel. Completá la acción protectora de forma sinérgica con aceites esenciales afines a los gustos aromáticos del receptor: florales como rosa, azahar o jazmín; herbales como lavanda, salvia o romero y de maderas como cedro o sándalo.

A nivel inmunológico

Resultan extraordinarios inmuno-estimulantes (activadores de las defensas) los aceites esenciales de tea tree eucalipto romero o limón que pueden prepararse en forma de aceite de masaje para aplicar sobre todo el cuerpo.
La técnica del masaje estimula el sistema inmunológico y calienta el cuerpo al activar la circulación sanguínea. Al mismo tiempo, refuerza la barrera contra virus y bacterias.
Además de ser la manera más efectiva para que las esencias penetren en la piel, la misma mecánica del masaje relaja el músculo y ejerce un poder tranquilizador sobre la mente.

Recordá que… los aceites esenciales deben ser siempre diluidos en un aceite vegetal.

A nivel Psicológico

La mejor opción es emplear aceites esenciales antidepresivos que levanten y vivifiquen el estado de ánimo, ya que ayudan a regular la producción de sustancias neurotransmisoras (seratonina y dopamina) que intervienen en esta afección.

En este sentido, los cítricos tienen toda ventaja: mandarina, bergamota, naranja, limón… son los más empleados. Usá y hasta abusá de ellos, en el hogar y en la oficina, con difusores o sprays, para crear una atmósfera luminosa, positiva y alegre, que motive a casi todo el mundo y que además actúe como antiséptico.
Las esencias cítricas son “iluminadoras del estado de ánimo” porque promueven la liberación de emociones que eventualmente conducen a la depresión, son nervinas y energizantes, suprimen la melancolía y sacan a las personas de aislamiento.

Modos de uso

Difusión en el ambiente

hornito a vela

El uso de aceites esenciales en el ambiente permite desinfectar, purificar, desodorizar y ayudar a la prevención, además de crear una atmósfera tonificante.
Sugerimos Eucalipto pino o tomillo, que ejercen una acción inmunoestimulante sobre el organismo y contribuyen a limpiar las vías respiratorias. Recordá que el Eucofresh con su efecto prolongado, también favorece la prevención del contagio.

Baño de inmersión

invierno 07

Usá los aceites esenciales ya mencionados, solos o en combinación, diluidos en dos cucharadas soperas de aceite vegetal (máximo: 20 gotas). Contribuirán a mejorar notablemente tu respiración., ya que actúan liberando las vías respiratorias. Otra alternativa es emplear al bañarte el Gel fito-activo revitalizante, equilibrante & antiestrés
En  ambos casos, el vapor del agua caliente activará las moléculas del los aceites esenciales, ayudando a abrir las fosas nasales y brindando alivio a la congestión y sus síntomas.
Para los casos de fiebre, es una alternativa más efectiva el aceite esencial de menta porque refrescará la piel, mitigando el ardor.

En masajes

invierno 08

Para la tos prepará 4 o 5 gotas de tomillo y/o Eucalipto y diluilas en una cucharada sopera de aceite base. Aplicá, ejerciendo una suave fricción, sobre pecho y parte superior de la espalda. El masaje reactivará la circulación y estimulará el sistema de defensas. Si preferís una pomada, entonces optá  por… Unguento de tomillo & Eucalipto !!
Para el agotamiento o dolores musculares propios de la fiebre o cuadro viral, qué mejor que un baño de inmersión con 2 cucharadas soperas del aceite para masajes energy te facilitará recuperar tu energía física y emocional. Finalizá aplicando con la piel aún húmeda, este mismo aceite para masajes como hidratante y protector!

Inhalaciones

invierno 09

En caliente:
Los aceites esenciales ayudan a limpiar los pasajes y senos paranasales, ejerciendo un efecto antiséptico y aliviando la sintomatología. Agregá  algunas  gotas (máximo 6) en un bol con agua caliente y realizá  inhalaciones profundas.
Pino para expectorar, dolores de garganta y tos, congestiones (como sinusitis, rinofaringitis, resfrios,  bronquitis)
Eucalipto efectivo para las infecciones de vías respiratorias
Tomillo estimula el sistema inmune y levanta las defensas
En frio:
Eucalipto y/o romero ayudan en caso de fatiga crónicao pérdida de energía
Tomillo y/o menta permite reducir y mitigar los dolores de cabeza.

Publicado en Aceites esenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *